Bandera LGBT

En Estados Unidos viven aproximadamente 57 millones de personas latinas, de las cuales se estima que un 63.3% es de origen mexicano. Pero de unos años a la fecha, según el Pew Research Center, ha estado aumentando la población latinoamericana proveniente de otros países.

El informe Inclusion or Invisibility, Comprehensive Annenberg Report on Diversity in Entertainment concluyó que los latinos representan un 17.4% de la población total de Estados Unidos. Este segmento de población, que proviene, además de México, de Colombia, Cuba, Guatemala, El Salvador, Honduras y República Dominicana, entre otros países de la región, tiene en sus raíces elementos de origen indígena, africano, asiático, árabe y europeo.

La comunidad latina de Estados Unidos comprende un abanico de nacionalidades, historias, afiliaciones políticas y religiosas, realidades económicas, estados inmigratorios, aptitudes y discapacidades, y por supuesto sexualidad, expresión e identidad de género.

Según el Williams Institute, aproximadamente 1.4 millones de latinos que viven en EU se identifican como LGBTQ.

En cuanto a las personas transgénero, hay 1.4 millones en EU, de las cuales alrededor del 21% son latinas, es decir, casi 300 mil. En lo que respecta a las familias, casi el 30% de las parejas latinas del mismo sexo informaron que tenían hijos.

Desafortunadamente, los latinos LGBTQ a menudo experimentan situaciones que el resto de la comunidad LGBTQ quizá no comprenda plenamente. Al discurso racista y antimigratorio que impera en la actualidad en los Estados Unidos deben sumarse las fobias a la comunidad LGBTQ, sean gays, lesbianas o transgénero, lo que les convierte en un sector más vulnerable y propenso a la discriminación y acciones de odio, fenómeno creciente que ha sido detectado en todo el país por iniciativas como Southern Poverty Law Center y Coalition Against Hate, particularmente en áreas con altas concentraciones de inmigrantes latinos.

Entre todo este mar de cifras, no hay datos precisos de las ciudades donde se encuentran la mayoría de los latinos LGBTQ, pues no son tomados en cuenta en los censos que se hacen al respecto. Es de esperar que el 2018 traiga una mayor visibilidad de esta comunidad, no solo en la política, sino también en el deporte, la música, la literatura, el arte, los negocios y todos los ámbitos de la vida en este país.

Foto: Angela Smith / Creative Commons

 

SOURCETodavía invisible, 2o. informe de GLAAD
SHARE
Creadora y editora de Radar. Es periodista y fotógrafa documental. Ha colaborado en medios mexicanos como Milenio, El Horizonte y El Barrio Antiguo. Consumidora compulsiva de la información y nómada sin poder evitarlo, su identidad es un rompecabezas geográfico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here